Moda

María Escoté hipnotiza con su juego de colores

El negro es su color fetiche, pero en esta ocasión María Escoté ha preferido emplear este tono como base y centrar su colección en una explosión de colores vibrantes y llamativos. Además, el juego de estampados también ha estado presente en todas sus prendas, en donde la exaltación de la juventud se ha vuelto a convertir en su leit motiv.
Con la entrada de la primera modelo, María Escoté ha dejado claras sus intenciones: cargar al público de una dosis de vitalidad electrizante. A lo largo de todo el desfile, esa inyección de energía ha ido aumentando con la entrada en escena de tonos amarillos, azules y verdes, siempre bajo un fondo negro, que ella califica como «la luz» de sus prendas.
La psicodelia ha sido otra de las partes fundamentales de su propuesta gracias a la multitud de estampados que llenaban todos y cada uno de sus diseños. Así, un aire moderno y vitalista se ha extendido entre los asistentes como un auténtico veneno, el mismo que daba nombre a esta colección.
Con ‘Poison’, María Escoté propone todo tipo de vestidos; mini que se pegan al cuerpo marcando la silueta femenina, y largos que se despegan de la figura permitiendo cierta vaporosidad a su paso.
Las gabardinas entalladas de PVC también han tenido su hueco junto a amplias sudaderas, que se han convertido en el elemento estrella de la línea masculina.

LA ‘INDUSTRIA’ FUNCIONAL DE MARTIN LAMOTHE

Para el próximo otoño-invierno, Elena Martín, directora artística de Martín Lamothe, propone prendas funcionales marcadas por tonos tierra y aires vintage. Una apuesta arriesgada que ha tenido buena acogida entre el público.
En un primer bloque, Martín Lamothe ha presentado looks monocromáticos en crema, caqui, marrón y negro. Posteriormente, los estampados vintage han ido ganando terreno en chaquetas perfecto, trajes  y vestidos largos.
Todas las piezas han presentado cierto aire «mecanizado» para rendir tributo a la era industrial, fuente de inspiración de Elena Martín para la próxima temporada.
De esta manera, hemos visto materiales típicamente industriales como el caucho tricolado, la madera montada o el latón forjado. La piel ha tenido su espacio personal en vestidos y trenchs. Y finalmente, el lamé ha servido para cerrar el desfile con un vestido de aires recargados.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.