Moda

María Escoté hipnotiza con su juego de colores

El negro es su color fetiche, pero en esta ocasión María Escoté ha preferido emplear este tono como base y centrar su colección en una explosión de colores vibrantes y llamativos. Además, el juego de estampados también ha estado presente en todas sus prendas, en donde la exaltación de la juventud se ha vuelto a convertir en su leit motiv.
Con la entrada de la primera modelo, María Escoté ha dejado claras sus intenciones: cargar al público de una dosis de vitalidad electrizante. A lo largo de todo el desfile, esa inyección de energía ha ido aumentando con la entrada en escena de tonos amarillos, azules y verdes, siempre bajo un fondo negro, que ella califica como «la luz» de sus prendas.
La psicodelia ha sido otra de las partes fundamentales de su propuesta gracias a la multitud de estampados que llenaban todos y cada uno de sus diseños. Así, un aire moderno y vitalista se ha extendido entre los asistentes como un auténtico veneno, el mismo que daba nombre a esta colección.
Con ‘Poison’, María Escoté propone todo tipo de vestidos; mini que se pegan al cuerpo marcando la silueta femenina, y largos que se despegan de la figura permitiendo cierta vaporosidad a su paso.
Las gabardinas entalladas de PVC también han tenido su hueco junto a amplias sudaderas, que se han convertido en el elemento estrella de la línea masculina.

LA ‘INDUSTRIA’ FUNCIONAL DE MARTIN LAMOTHE

Para el próximo otoño-invierno, Elena Martín, directora artística de Martín Lamothe, propone prendas funcionales marcadas por tonos tierra y aires vintage. Una apuesta arriesgada que ha tenido buena acogida entre el público.
En un primer bloque, Martín Lamothe ha presentado looks monocromáticos en crema, caqui, marrón y negro. Posteriormente, los estampados vintage han ido ganando terreno en chaquetas perfecto, trajes  y vestidos largos.
Todas las piezas han presentado cierto aire «mecanizado» para rendir tributo a la era industrial, fuente de inspiración de Elena Martín para la próxima temporada.
De esta manera, hemos visto materiales típicamente industriales como el caucho tricolado, la madera montada o el latón forjado. La piel ha tenido su espacio personal en vestidos y trenchs. Y finalmente, el lamé ha servido para cerrar el desfile con un vestido de aires recargados.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.