Moda

La dieta de Hermès

De izquierda a derecha. 1. 7 CROISIERE. Corbata en ‘twill’ 100% de seda en colores arcilla, tabaco y blanco. 145 €. Su ancho es de 7 cm. 2. AU MILLIMÈTRE. Modelo en ‘heavy twill’ de seda, estampado mate, plegada a mano. 145 €. Ancho de 8 cm. 3. WILD CHAINS. Fabricada al 100% en ‘heavy twill’ de seda. 145 €. Ancho de 9 cm.
Tras décadas fiel a una misma medida, la firma gala Hermès ha decidido adaptarse a los nuevos tiempos y lanzar un nuevo modelo estrechando sus corbatas.

«La corbata es el hombre que la lleva«, decía el dandi inglés por excelencia, Beau Brummell. Y desde que él la popularizara, a principios del siglo XIX, este accesorio ha sido el instrumento del que se han servido los caballeros para expresar su individualidad en la indumentaria.

Para adecuarse a esas singularidades, a lo largo de dos siglos, las corbatas han existido en todos los colores y tamaños, aunque se considera que las medidas que van de los 8,5 a los 9,5 cm son las más clásicas.

Y como cualquier clasicismo, éste ha sido puesto a prueba por sucesivas modas, que han querido las corbatas más anchas o más estrechas. La mayoría de los fabricantes se han ido adaptando a ellas, ofreciendo al cliente lo que cada tiempo imponía, pero uno se mantuvo enrocado en los nueve centímetros.

Hermès, que había empezado a producir este complemento en los años 50 -muy tarde en su más que centenaria historia- casi como una extensión de su negocio de pañuelos, no varió su ancho en décadas. Era el refugio de quienes querían huir de las modas. Por eso es tan significativo que la marca de la Rue Faubourg Saint Honoré haya decidido ahora lanzar sus primeros modelos de 80 mm.

Apenas un centímetro, pero en el que se inscriben muchos significados. Por un lado, un esfuerzo de Hermès por modernizarse, que también se adivina en los dibujos. Lejos de los habituales animales y dibujos marineros que han distinguido a esta casa, la nueva colección heavy twill se basa en la informática: unos y ceros (componentes del código binario), símbolos de encendido y apagado, cables y teclas se entrelazan a lo largo de la corbata.
Pero también es un aviso de que la noción de clasicismo -que no es algo inmutable- está cambiando. «Es un guiño a un tipo de hombre más sobrio, que cree que la elegancia debe huir de ostentaciones», asegura el sociólogo y crítico de moda Pedro Mansilla. Y desde el punto de vista óptico, apunta a que «se impone un hombre más delgado, con líneas más estrechas, renunciando a una comodidad burguesa«.

Tanto es así que la nueva colección de Hermès ha inspirado una exposición del artista digital mexicano Miguel Chevalier, que ha creado un «libro virtual interactivo» para permitir que el visitante descubra las nuevas corbatas . El arte que imita a otra forma de arte. Y todo, en sólo un centímetro.

Más info: www.hermes.com

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.