Autos

Elegancia de altas revoluciones

Si existe un coche exclusivo y mítico por encima de los demás, ése es el Ferrari 250 GTO. Y si una marca puede juzgar la elegancia de máquinas como éstas, preparadas para viajar a enormes velocidades, ésa es Louis Vuitton. Los dos han confluido en los premios Louis Vuitton Classic Awards, que entrega cada año la Maison francesa. En esta última edición, el ‘cavallino‘ más caro y deseado de la historia ha sido el gran protagonista.

El Ferrari 250 GTO es uno de los coches más raros y preciados del mundo. Hasta 26 millones de euros se han pagado por poseer uno de entre la treintena que se fabricó entre 1962 y 1964. Muy pocos, pero suficientes como para hacerlo entrar en la historia como uno de los mejores deportivos de todos los tiempos.
Ahora, además de los grandes premios que ganó en los 60 y los récords de coste que ha marcado más recientemente, el 250 GTO ha vuelto a revivir sus laureles imponiéndose en los Louis Vuitton Classic Awards 2012. Estos premios, que distinguen a los vehículos que destacan tanto en innovación como en pericia, van más allá del simple Concours d’elegance.
El Peugeot Onyx es un prototipo híbrido de 600 cv.

Y precisamente, el premio Louis Vuitton Classic Concours -que se concede al mejor entre los Best of Show de estos concursos celebrados por todo el mundo- ha recaído este año en este Ferrari, que cumple 50 años.
La singularidad de este coche, junto con sus dulces formas aerodinámicas y la música que desprende su motor de 12 cilindros son algunos de los méritos que ha tenido en cuenta el jurado de Louis Vuitton. No en vano, tenía competidores tan míticos como un Alfa Romeo 6C 1750 (que entre 1930 y 1933 ganó prácticamente todas las carreras posibles), un Bugatti Type 57C o un Bentley Gurney Nutting.
Otros dos galardones se repartieron durante la velada, transcurrida en Le Pré Catelan de París. El Louis Vuitton Classic Concept -que se entrega al prototipo del año que más posibilidades tiene de ganar un Concours d’elegance dentro de cuatro décadas- fue a parar al Peugeot Onyx, un híbrido de más de 600 cv realizado en fibra de carbono y paneles de cobre por un equipo capitaneado por Jean-Pierre Ploué y Gilles Vidal.
Y por fin, el Premio Especial del Jurado, un reconocimiento extraordinario que se le ha otorgado a Brivido, un prototipo híbrido creado por Italdesign. Usando tecnologías del grupo Volkswagen, los Giugiaro han desarrollado un utilitario deportivo muy atractivo, que incluso incluye las «alas de mariposa».

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.