Actualidad

Los lunares de 1934 en sus pies

Venecia es desde hace siglos la cuna de los tejidos y brocados más finos de Europa. Una de las firmas que han conservado esa tradición hasta nuestros días es Rubelli, que ha colaborado esta temporada con la casa de calzado Santoni en una colección cápsula de seis modelos inspirados en el arte barroco y oriental: tres para hombre y tres para mujer.
El protagonista es, sin duda, este monkstrap de doble hebilla, llamado Boris. Con puntera y cintas de piel de becerro, sus motivos punteados de terciopelo cobrizo sobre fondo metálico son fruto de la mente del genial diseñador Gio Ponti, que los creó especialmente para Rubelli en 1934.
Tres grandes nombres se unen así en un solo zapato que ya está a la venta por 598 €. Para guardarlos como merecen, se fabrica una caja a juego por 290 €.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.