Actualidad

Tres millones de dólares por la pulsera de Reina Victoria Eugenia

«Este es el precio más alto que se ha pagado hasta ahora por una pulsera de este tipo», declaró David Bennett, director de Sotheby’s para Europa y Oriente Medio

Un comprador anónimo ofreció ayer, durante una subasta organizada por Sotheby’s en Ginebra, la cantidad de dos millones ochocientos cincuenta mil francos suizos (unos tres millones de dólares) por la pulsera de perla de concha que la Reina de España Victoria Eugeniaencargó al joyero francés Cartier en 1928. «Este es el precio más alto que se ha pagado hasta ahora por una pulsera de este tipo », declaró al final de la venta David Bennett, director de Sotheby’s para Europa y Oriente Medio. «La venta ha sido un éxito y la rareza y el origen de esta pieza justifica que se haya pagado un precio tan alto para tenerla», afirmó.
Desde que Bennett dió luz verde para la venta de la pulsera los teléfonos de los empleados de Sotheby’s encargados de gestionar las ofertas a distancia no dejaron de sonar. Las cantidades ofrecidas aumentaron con rapidez y en pocos minutos se duplicó el precio de salida de 1’4 millones de dólares. Casi todas las pujas se hicieron por teléfono. Al terminar la subasta Bennett comentó a la prensa que esta «es una joya con pedigree que a pesar de los años tiene una frescura tal que atrae a coleccionistas y a los aficionados de las joyas de esta época».

El precio de salida de esta pulsera de perla de concha estaba fijado en 1,1 millones de euros

La pulsera, que era la pieza emblemática de la venta, se vendió al final de la subasta con el número de lote 594 y con la mención «propiedad de una dama de título». Según Bennett no hay ninguna joya que combine de una manera tan delicada la perla de concha con el esmalte negro y los diamantes. «El diseño de esta joya es único ya que Cartier, durante este periodo, no diseñaba pulseras con perlas. Su rareza hace que esta sea una de las piezas más importantes creadas por este joyero entre las dos guerras mundiales», explicó a ABC David Bennett, director de Sotheby’s para Europa y Oriente Medio.
Otras joyas de excepción vendidas anoche fueron un diamante azulcon un colorido profundo y una gran transparencia que fué adjudicado por 10’8 millones de dólares y un par de pendientes de diamantes y rubíes propiedad de una princesa que se compraron por 3’5 millones de dólares. La pulsera fue la tercera joya más valiosa vendida anoche y el total de la venta superó los 80 millones de dólares. «No hay crisis para este tipo de mercado y la demanda de joyas que tienen historia no cesa de aumentar», precisó un portavoz de la casa subastadora.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.