Versace se sienta a la mesa

El diseñador italiano consiguió expandir su sofisticado y barroco estilo a todos los rincones del hogar. Plasmó su personalidad en una multiplicidad de objetos, desde almohadones hasta copas. Cuando en 1992 creó su primera pieza de vajilla, recurrió a la firma Rosenthal para que la produjera. Hoy, 20 años después, la casa alemana ha lanzado una edición limitada con una veintena de icónicos platos (uno por cada año) que representan un viaje a través del tiempo, el espacio, las culturas y los mitos. En la colección, como no podía ser de otra manera, hay una pieza de la emblemática serie ‘ Medusa’ (1993).

También de ‘Barocco’ (1994), un diseño decorado con volutas que ha contribuido a engrosar la larga lista de éxitos de la compañía; y de ‘ Vanity’ (2006), donde destacan el azul y el dorado. De 2010 hay una pieza de la colección ‘ El sueño bizantino’, ideada por Donatella, heredera del estilo excesivo de su hermano. El plato tiene los opulentos motivos barrocos de la maison y los símbolos icónicos del arte medieval. La ostentación está servida. Cada uno cuesta 138,66 €.

Más info: www.versacehome.it; www.rosenthal.de

Sobre estas líneas, el plato ‘Barroco’, de la serie del año 1994.
En ‘ Marqueterie’ se combinan a la perfección blanco y negro.
El modelo ‘Medusa Blue
‘Primavera’ es otro de los platos más alegres de Versace.


‘Green Floriana’, otro de los modelos surgidos de la colaboración entre Versace y Rosenthal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *