Una bandada de golondrinas invade Hermès

Pamen Pereira, artista gallega, ha sido ‘descubierta’ por Hermès. Su último trabajo: su emblemática vidriera del Paseo de Gracia (Barcelona), una exposición efímera que puede verse hasta el 6 de octubre.

La obsesión artística de Pamen Pereira es la ingravidez: detener el tiempo; y de ahí surgen lo que la artista denomina “obras aéreas”: vuelan las casas, se alzan las frutas sobre sus cestas, cruzan el aire pájaros en un vuelo frenético. Así fue como Hermès la descubrió, admirando su trabajo “aéreo”, y le propuso protagonizar una intervención artística en sus vidireras; en este caso, el del Paseo de Gracia en Barcelona. El lema de la firma en 2012 colmaba los sueños de Pereira: El don del tiempo, “parecía un título mío, me sentí tan cómoda…“, cuenta. Se armó de su paleta de golondrinas y desplegó con ellas una especie de danza o vuelo caótico y veloz, que no se posa, que roba los objetos preciosistas del escaparate y los proyecta en el interior de la tienda. Golondrinas, “porque marcan el paso de las estaciones, anidan y vuelven al mismo lugar y son románticas y sensuales, como su color”.
Detuvo el tiempo y luego lo encerró en una botella que contiene el perfume del año de la maison: Aire y Agua.Creo que yo habría diseñado idéntica botella; el olfato es un sentido de la memoria que permanece“. Proyectó en su interior 25 minutos de animación construida sobre sus aves talladas en hierro, con un fondo de nubes; “pero me faltaba un elemento narrativo que sorprendiera, y elegí los peces, lentos y sostenidos, frente al baile del cielo“.

Puede contemplarse hasta el 6 de octubre, y merece la pena, porque como destaca de la filosofía de Hermès, “reverencia el trabajo bien hecho, intenta el don de la excelencia“.

Más info: Las obras de la artista pueden verse en www.pamenpereira.com


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *