LINDSAY LOHAN VUELVE A SUS ORÍGENES

 La niña mala de Hollywood ha querido hacer un guiño a los años en los que era una prometedora estrella de Hollywood que no se metía en problemas tiñéndose el pelo de pelirrojo, su color original. Lindsay Lohan, de 26 años, vuelve así a sus orígenes.
   Los cambios capilares que ha experimentado la actriz, modelo y cantante neoyorquina en los últimos meses han sido tan numerosos y frecuentes como sus idas y venidas a los juzgados de Los Angeles.
   Al contrario que otra de las exestrellas de la factoría DisneyMiley Cyrus -la que ha vuelto a raparse un lado de su cabeza-, Lohan ha optado por una apuesta segura y ha teñido su larga y ondulada cabellera del color con el que se dió a conocer cuando tan solo era una inocente niña prodigio.
   Sin embargo, parece que la siempre problemática intérprete estadounidense, que acaba de rodar Liz & Dick, película para la televisión en la que da vida a la legendaria Elizabeth Taylor, no está demasiado satisfecha con el resultado, tal y como ella misma ha confesado esta semana en la web de noticias británica E! News! durante una fiesta celebrada en Beverly Hills.
   “No es el color que se supone que debería ser”, aseguraba Lindsay Lohana la citada publicación digital inglesa. “Es el color natural de mi pelo, aquel que conseguiré“, añadía la actriz que saltase a la fama por interpretar a un par de gemelas en la película de finales de la década de los noventa Tú a Londres y yo a California.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *