Las casas de las películas también se venden

En diciembre de 2011 bastaba con pagar 4,5 millones de euros para conseguir vivir como Audrey Hepburn en ‘Desayuno on diamantes’. Peter E. Bacanovic, propietario desde 2000 del inmueble situado en el Upper East Side, puso a la venta el edificio donde Holly Golightly montaba sus fiestas y en una de cuyas ventanas se sentaba para tocar la guitarra y cantar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *