CHRISTINA AGUILERA, EL ANTES Y EL DESPUÉS DE SU CUERPO

Hay celebrities que lucían un cuerpo escultural y que con el tiempo, cansadas de ser esclavas de su figura, dejaban las dietas y comenzaban a lucir esas curvas prominentes de las que es tan dificil deshacerse.
   El caso de Hilary Duff y Jessica Simpson fue a causa de la maternidad, y conscientes de su aumento de peso se pusieron manos a la obra para volver a recuperar su figura. Sin embargo, hay un caso en concreto que ha ocurrido al revés, el de Christina Aguilera, quien ha dejando atrás su esculpido cuerpo para dedicarse a la buena vida.
   Lejos de que su figura sea alabada por su delgadez y tonificación, la cantante ha sido protagonista por querer mantener su cuerpo tal y como está ahora, rellenito y con curvas, como el de cualquier mujer real.
   Christina Aguilera ha posado para Billboard y ha abierto un debate sobre lo que supone la figura en la fama, y más en su caso que le causó una verdadera pesadilla.
   Por lo visto, la cantante acusa a los ejecutivos de la industria discográfica que durante la promoción en 2002 de su disco ‘Stripped’ ejercieron sobre ella una gran presión para que se quedara muy delgada.
   Al parecer, cuando tomó la decisión de mostrarse tal y como es en realidad, comenzaron los problemas. Christina Aguilera cuenta que los ejecutivos de su discográfica organizaron una reunión de emergencia y hablaron sobre cómo iban a reaccionar por este cambio: «Básicamente me dijeron que podría afectar a mucha gente si subía de peso«, contaba la cantante.
   Pero los productores fueron más allá, porque cuenta Christina que le dijeron que nadie iba a comprar su discos o ir a sus conciertos si estaba gorda, y que era «tan joven» que no podría aguantar tanta presión.
   Pero la cantante tenía el convencimiento de que quería seguir así, y decidió plantar cara a todos los que la retaron a mantenerse delgada: «Estáis trabajando con una chica gorda. Superarlo. Necesitan que se lo recuerden a veces, porque eso no les pertenece. Es mi cuerpo«, contaba Christina.
   Así, que la cantante no es la única mujer que ha sabido plantarle cara al asunto. Recuerda al caso de Adele, pero sin haber pasado por una fina figura. Christina Aguilera tiene carácter, y a quien no le guste su cuerpo, que no la mire, solo que escuche su voz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.