BARBARA STREISAND DESLUMBRA EN SU REGRESO A BROOKLYN

  Barbra Streisand actuó el pasado jueves en un primer gran concierto en su lugar de nacimiento, Brooklyn, Nueva York. Combinando montajes fotográficos con su voz única, la popular cantante demostró que todavía deslumbra a sus 70 años.
   En el segundo espectáculo de su gira Back to Brooklyn, Streisand actuó durante casi tres horas ante 19.000 personas. Las palabras “¡Por fin he vuelto a casa!” de la melodía  As If We Never Said Goodbyede Sunset Boulevarddieron inicio a su concierto.
   Acompañada por más de 50 músicos de orquesta, conectó con sus seguidores a través de referencias a Brooklyn y su origen judío. Habló de los muelles de la ciudad, de su barrio y recordó la última vez que cantó en Brooklyn, cuando tenía tan sólo ocho años y fue “en la escalinata de alguien”.
   “Dejé Brooklyn para perseguir mis sueños, pero Brooklyn nunca se alejó de mí“, dijo a una multitud salpicada de estrellas como el actor Michael Douglas y el músico Sting. “Estoy muy orgullosa de haber nacido y crecido aquí“, manifestó la cantante.
   Streisand también cantó alguno de los temas de los compositores nacidos en Brooklyn, Alan y Marilyn Bergman, como Nice ‘n’ Easy o la balada romántica de su película de 1983 YentlThe Way He Makes Me Feel.

RINDIÓ VARIOS HOMENAJES A OTROS ARTISTAS

   Además de cambiarse de vestuario en varias ocasiones, mantuvo a la multitud entretenida con divertidas anécdotas e introdujo otras actuaciones musicales como la del grupo de tenores adolescentes de Italia Il Volo, el trompetista Chris Botti y su hijo, Jason Gould.
   Rindió homenaje a algunos de sus colaboradores como Donna Summer con una versión corta y elegante de su dueto de 1979 No More Tears (Enough is Enough). Así como también al compositor Jule Styne con una mezcla de canciones del musical Gypsy y de People del musical Funny Girl.
   En un tributo a otro colaborador, Marvin Hamlisch, quien murió el pasado mes de agosto, cantó The Way We Were, con su orquestación original. Después, el tema que él escribió para la película Ice Castles, Through the Eyes of Love.
   Hacia el final del concierto pidió al público que cuidara del medio ambiente, se tomara en serio las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos y que “apreciasen el momento“.
   Y es que a pesar de su miedo escénico durante un concierto en 1967 en Central Park y no haber vuelto a cantar después de 27 años, la carrera de Barbra Streisand sigue viento en popa.
   Al terminar el concierto, advirtió que “Si algo aprendí, es a decir “nunca digas nunca”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *