Receta: Chelsea Buns

Son parientes cercanos de los bollos de canela americanos. En un principio sólo se especiaban con nuez moscada y limón, pero con el tiempo se le fue añadiendo canela a la receta e incluso clavo en polvo. El Chelsea Bun es un tipo de bollo de masa levada creado en el s.XVIII en un establecimiento llamado The Chelsea Bun House, situado entre los barrios londineses de Chelsea y Pimlico, al que acudía la alta sociedad británica para degustar estos bollos y los Hot Cross Buns típicos de Semana Santa.
Ingredientes para 12 Chelsea Buns
•  Masa: 450 gr de harina, 14gr de levadura fresca, una pizca de sal, 175 ml de leche, 4 cucharadas soperas de azúcar, 1 huevo,70 gr manteca

•  Relleno: 30 gr de manteca a temperatura ambiente, ralladura de la piel de 1/2 límón, 75 gr de pasas de Corinto, una pizca de nuez moscada rallada, 1/4 de cucharada de postre de canela en polvo, 40 gr de azúcar moreno 

•  Glaseado: 20 ml de leche caliente, 2 cucharadas soperas de azúcar glas
. En una fuente grande disponer la harina, la pizca de sal, las cucharadas soperas de azúcar. Desmenuzar encima la levadura fresca y mezclar con el resto de ingredientes secos. Calentar la leche con la manteca en un cacerola hasta que se derretida. Sacar del fuego y dejar enfriar. Añadir un huevo batido y verter la mezcla líquida de huevo y leche sobre la harina. Mezclar y amasar sobre una superficie ligeramente enharinada durante 10 minutos o hasta que la masa muestre una apariencia lisa y brillante. Si la masa está dura al trabajarla, agregar unas cucharadas de leche extras hasta que esté maleable. Formar una bola con la masa, introducir en una fuente honda y tapar con un trapo limpio. Meter en un sitio cálido y dejar que la masa doble su volumen, tardará aproximadamente 1 hora. Luego, desgasar la masa hundiendo el puño en ella. Sobre una superficie espolvoreada de harina, extender la masa con un rodillo dándole forma rectangular. Untar con la mantequica a temperatura ambiente y esparcir por encima el azúcar moreno, las pasas de Corinto, la ralladura de limón, la pizca de nuez moscada y la canela. Enrollar delicadamente de manera que nos quede como un brazo de gitano, y partir la masa en 12 rollos del mismo tamaño. Traspasar los rollos a un molde alto enmantecado, pegando unos a los otros o disponerlos separados sobre una bandeja de hornear también enmantecada. Tapar con un paño y dejar reposar en una lugar fuera de corrientes de aire 1 hora más. Precalentar el horno a 180ºC. Cuando los rollos hallan doblado su volumen, introducirlos en el horno y dejar cocer 20 minutos a 180ºC. Pasado este tiempo, reducir el horno a 150ºC y dejar cocer 20 minutos más. Mezclar la leche caliente con el azúcar glas y verter por encima de los bollos recién salidos del horno, dejar enfriar sobre una rejilla.
Tiempo de preparación: 3 horas
Dificultad: media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.