Actualidad

Exposición Ivy Style

Se acaba de inaugurar en The Museum at the Fashion Institute of Technology (FIT), en Nueva York., la exposición que rinde homenaje a la forma de vestir en las ocho universidades privadas de noroeste de Estados Unidos que forman  la llamada Ivy League. Es un estilo con mucha más penetración de la que podría deducirse por su origen minoritario.

De izquierda a derecha: Harris Tweed ready-made marrón chaqueta de cachemira, teñido, hilado tejido a mano, y terminó en las Hébridas Exteriores de Escocia de 1975, el príncipe de Gales Glen plaid chaqueta de cachemira de Bill W., Londres, 10 de enero adaptado de 1968, el príncipe de Gales Glen plaid chaqueta de cachemira de Bill W., Londres, adaptado 06 de marzo 1972, todas propiedad de Paul prensa de J. Press. Prestado por Richard Press.
La idea de una “moda” que surge en el Olimpo de las Universidades norteamericanas de la costa este, con Yale, Harvard y Princeton a la cabeza tiene su origen hacia 1910. Desde entonces, ha habido muchas reinterpretaciones. Hasta hoy, hasta mañana o hasta dentro de una década. Tiene su sentido: esta ropa se relaciona con la élite, supone una buena confección y sugiere poder. Y el aroma del poder es embriagador.
Que nadie piense que estamos ante una forma de aburrir sosa, que nadie pronuncie la palabra “uniforme”. El estilo Ivy siempre tuvo un punto extravagante, quizás porque deriva del de los estudiantes de los colegios británicos, nunca aburridos, siempre con detalles desconcertantes como calcetines amarillos.

Detalle de la chaqueta azul marino con botones dorados de J. Press, probablemente 1970. De la colección de Muffy Aldrich.

La exposición muestra, en ese espacio expositivo extraño del FIT, unos 60 conjuntos. Son todos masculinos porque este mundo, mayoritariamente, lo es. Se divide en tres momentos.
– Período de entreguerras. Los norteamericanos se apropian de clásicos ingleses como la chaqueta de tweed o el polo y la rediseñan. Aquí entran ya firmas como los Brooks Brothers.
– La postguerra y la Guerra Fría. En este momento algunas piezas del guardarropa Ivy League comienzan a diseminarse por el país. Pensemos en el polo, el mocasín o el pantalón caqui. Lo más interesante: comienzan a ser llevadas por la clase trabajadora o músicos de jazz, gente ajena a la Academia.
– De los 80 hasta hoy. El estilo Ivy League se interpreta y reinterpreta y da la vuelta al mundo.
.

Periodista.Editora marcelafittipaldi.com.ar. Ex-editora Revista Claudia, Revista Telva España, Diario La Nación, Diario Perfil y revistas femeninas de la editorial

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.