Una ópera flotante a orillas del Constanza

Cada verano el Festival de Bregenz, en Austria, desafía las leyes de la naturaleza con una temporada de ópera al aire libre que flota sobre las aguas del lago Constanza. Desde 1946, sus organizadores llevan aplicando con éxito la misma receta (materiales resistentes, montajes rompedores) gracias a una sofisticada plataforma acuática, anclada al fondo del lago, que alberga el foso para la Orquesta Sinfónica de Viena, un complejo de camerinos y la sala de máquinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.