Vuitton: retrospectiva dedicada a la artista japonesaYayoi Kusama

Desde su creación en 1854, Louis Vuitton ha mantenido una estrecha relación con el mundo del arte. Siguiendo esta tradición, reforzada bajo la Dirección Artística de Marc Jacobs, Louis Vuitton se complace en asociarse con la primera retrospectiva dedicada a la artista japonesaYayoi Kusama.

Esta exposición, que invita a los espectadores a sumergirse en el mundo de Kusama, ha estado viajando desde el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía en Madrid al Centre Pompidou en París, y del Tate Modern en Londres llega ahora al Whitney Museum de Nueva York donde se inauguró el pasado martes 10 de julio.

Louis Vuitton quiere rendir homenaje a esta artista excepcional por quien Marc Jacobs, Director Artístico de la Maison, siente profunda admiración. Una colección, fruto de la colaboración entre Yayoi Kusama y Marc Jacobs, que interpreta las obras más emblemáticas de la artista.

Fue en el año 2006 cuando Marc Jacobs conoció a Yayoi Kusama en Tokio. Como coleccionista de arte, Marc Jacobs es un admirador de las pinturas y esculturas de Kusama: “El carácter obsesivo y la inocencia de su trabajo me emocionaron. Consigue compartir su visión del mundo con nosotros.” La admiración es mutua: Kusama, cuyos trabajos incluyen muchas performances que examinan la ropa y el cuerpo, tiene un tremendo respeto por la creatividad de Marc Jacobs. Una foto de este encuentro entre ambos decora hoy día la pared del estudio Kusama en Tokio.
Los puntos de arranque de esta colección fueron “obsesión” y “en serie”. Los emblemáticos bolsosde Louis Vuitton, la colección de ready-to-wear, los zapatos, accesorios, relojes y bijouterie se convirtieron en el lienzo ideal para los estampados orgánicos y en serie de Kusama.

En intensos e híbridos colores, los lunares cubren los productos por todas partes, mostrando las ilimitadas posibilidades de jugar con escalas, colores y densidades. Cuando surge la figura “Kusamesca”, los estampados hacen que la mirada entre en un juego caleidoscópico. Sin punto medio, sin comienzo ni fin, esta alucinación también se plasma sobre los escaparates de las tiendas Louis Vuitton de todo el mundo con sus característicos motivos: Esculturas de tentáculos biomórficos llamados “Beginning of the Universe”, flores denominadas “Eternal blooming flowers in my mind” y especialmente los lunares rojos sobre fondo blanco a los que la propia Kusama se refiere como “Selfobliteracion”. Para la artista, que concibe su vida como “un lunar perdido entre millones de lunares”, esta colaboración le permitirá mostrar su infinidad de lunares por todo el mundo y transmitir su mensaje “Love Forever”. “Le permitirá aumentar su audiencia y aquella del arte contemporáneo en general” – concluye Marc Jacobs. “La tarea que Louis Vuitton ha realizado siempre.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.