Tendencia Make Up

Ojos bien delineados como en los 50

Pocas actrices han sido tan inspiradoras como Marilyn Monroe. Fue de las primeras que sofisticó el trazo del eyeliner. Hasta entonces, muchas actrices lo usaban para ocultar la línea de las pestañas postizas, sin embargo ella hizo un excelente uso del poder que tiene un trazo rotundo de eyeliner para redireccionar el ojo. Monroe –habitual de los productos de maquillaje de Elizabeth Arden y del salón que la gurú tenía en Manhattan, como relató James Haspiel en su libro Marilyn: The Ultimate Look at the Legend– compensaba una forma de ojos un tanto caída con trazos ascendentes. Tal y como explica Gato, , maquillador oficial de Maybelline.para este tipo de ojos la clave está en descubrir el punto de la línea de las pestañas superiores en el que el ojo tiene una mayor altura para, a partir de ahí, rubricar el trazo y engrosarlo al final. En la imagen, la actriz optó por un doble trazo que esta temporada hemos visto reinventado en el backstage de muchos desfiles internacionales.
Val Garland, del equipo internacional de M.A.C, exploró en este look de la colección primavera-verano 2012 de Marios Schwab las posibilidades del eyeliner. Define el look como un maquillaje de estética «felina un tanto confusa», evocador del Film Noir de Fellini. Para llevarlo a cabo, además de combinar el uso de kohl negro aplicado con pincel plano, se utilizó eyeliner líquido tanto en pestañas inferiores y superiores para «definir y alargar los ojos» y un lápiz blanco aplicado en la línea acuosa de las pestañas inferiores para abrir la mirada.

Audrey Hepburn también exploró las posibilidades del eyeliner. Empezó con trazos discretos que enmarcaban la línea de sus pestañas superiores para continuar con esta versión (corrían los años 60) ultrasofisticada, de trazo más grueso y ascendente y fundida con la línea que enmarca las pestañas inferiores. Otra máxima que promulgan los expertos tiene que ver con el punto de inicio del trazado. Cuando hablamos de unos ojos almendrados, el trazado debe comenzarse en el nacimiento del ojo. Tiene que ser fino e ir engrosándose al final del ojo.

Pocas exploran la estética pin-up con tanto acierto. Nos referimos a Dita Von Teese y esa magnifica reinterpretación del look fifties. La bailarina, que ha confesado en varias ocasiones maquillarse ella misma siempre, trabaja el eyeliner en compañía de una sutil sombra coral en el pliegue del párpado. Para conseguir un trazo tan perfecto como este, Gato recomienda delinear la forma de las pestañas de fuera hacia dentro.
Brigitte Bardot lo tenía fácil: la forma rasgada de sus ojos facilitaba el trabajo. «La forma de este tipo de ojos es perfecta, por eso no hay que direccionarla. Tan sólo hay que seguir la línea de las pestañas y seguir su dirección natural para alargar el rabillo”, afirmaGato, maquillador oficial de Maybelline.
Scarlett Johansson evita utilizar el eyeliner en el nacimiento del ojo para sustituirlo por un comienzo a mitad de camino, justo en el punto de la línea de las pestañas superiores en el que el ojo tiene la mayor altura. En su caso, la ausencia de trazo se sustituye por una sombra nacarada que aporta mayor luminosidad a la mirada. Además, el rouge de labios en versión mate potencia el carácter retro del look.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.